CONSEJOS PARROQUIALES
Del recientemente finalizado Tercer Sínodo Diocesano de Madrid (2005), en las Constituciones del segundo Capítulo, se nos invita a "Fortalecer la Comunión Eclesial" y más concretamente, en las Constituciones número 75, 76, 77 y 78, que se transcriben a continuación, se desprende la necesidad de "Responsabilizarse de la vida interna de la Iglesia". Una de las formas de valorar y promover la responsabilidad y participación de los fieles en las actividades pastorales de la parroquia, es la constitución y estímulo para el funcionamiento de los Consejos Pastorales:
  • 75.- "Promover el buen funcionamiento de los Consejos, según las posibilidades previstas en el Código de Derecho Canónico y en la legislación diocesana".
  • 76.- "Hacer de los Consejos un lugar de encuentro, de testimonio y de servicio a la vida de los fieles y de la comunidad eclesial".
  • 77.- "Impulsar los Consejos Pastorales y Consejos Económicos para que sean espacios de discernimiento de la realidad social, con el fin de promover una colaboración de las comunidades parroquiales y diocesana".
  • 78.- "Dar a conocer la existencia y el sentido de los Consejos, mejorando la comunicación con las comunidades parroquiales y diocesana".
  • Artículo 36, del Decreto General.- "Cúmplase lo establecido en la normativa diocesana sobre la constitución y funionamiento de los consejos parroquiales de pastoral y de asuntos económicos: Decreto de constitución de consejos pastorales parroquiales (1 febrer 1986), Normas básicas de régimen para los consejos pastorales parroquiales (1 febrero 1986), Decreto de cosntitución de los consejos económicos parroquiales (11 noviembre 1991)".