PREPARACIÓN PARA EL MATRIMONIO


PREMATRIMONIALES

               En nuestra Parroquia celebramos pocas bodas, pero sí atendemos a un buen número de parejas que quieren casarse por la Iglesia. La realidad que nos encontramos es que la mayoría de estas parejas no están integradas en la parroquia y viven su vida ajenos a los planteamientos religiosos. Incluso muchos no se hacen nunca la pregunta sobre el hecho religioso. En la Parroquia no impartimos cursillos prematrimoniales, remitiéndoles a otras parroquias del Arciprestazgo, pero sí hemos considerado necesario tener algún encuentro con ellos.
Un matrimonio joven lleva a la práctica este programa con las parejas que solicitan el Sacramento del Matrimonio:
ENTREVISTA ANTES DEL CURSILLO
    Entendemos que el primer contacto le corresponderá normalmente al sacerdote que esté en ese momento en el despacho. A  la pareja de acogida a nosotros en este momento nos corresponderá una entrevista posterior en representación de la comunidad parroquial. Con los novios directamente podemos tratar sobre el lugar y el día más conveniente.
OBJETIVOS/TEMAS A TRATAR:
a) Presentación de nuestra comunidad cristiana de San Basilio y cómo se organiza en líneas generales. ¿Qué grupos/catecumenados etc. hay? Explicar en que parte del organigrama entramos nosotros como parte de esa comunidad.
b) Realizar la acogida.- Presentarnos personalmente, contar algo de nuestra historia. Explicar por qué se ha pensado que era necesaria una acogida por parte de laicos y una o dos entrevistas aunque los novios no piensen casarse en San Basilio o aunque no haya en esta Parroquia curso prematrimonial y haya que derivarles a otra...
c) Informar a los novios sobre el cursillo.- Para qué sirve, su carácter de necesario/obligatorio, explicar cual es la mejor actitud para acudir a él, etc. El objetivo esencial del cursillo a nuestro juicio debería ser el que la pareja discerniera si quiere o no recibir el sacramento del matrimonio y lo que ello implica.
d)Entablar un diálogo religioso lo más a fondo posible dadas las circunstancias.- Con base en la información que se ha dado anteriormente pueden ir surgiendo preguntas, temas, intercambio de opiniones, etc. A partir de ello se puede ir ahondando un poco en cómo ven ellos el matrimonio religioso, cuál es su situación actual, qué es para ellos la comunidad cristiana, cómo ven la Iglesia, la persona de Jesús, etc. Sin agobiar, en un diálogo abierto.

Trámites burocráticos a seguir: Expediente matrimonial, vicaría, tema económico, otros.
 
ENTREVISTA DESPUES DEL CURSILLO
OBJETIVOS/TEMAS A TRATAR:
a) Comentarios/dudas/aclaraciones que sean necesarias sobre el cursillo y su contenido. ¿Qué les ha aportado individualmente y como pareja? Ahondar en los temas pastorales y de evangelización.
b) Confirmación de que los novios quieren recibir el sacramento del matrimonio. ¿Ha servido el cursillo como momento de maduración de la decisión? ¿Lo ven ahora más claro o más oscuro?
c)Preparación de la celebración. Si los novios quieren, se puede repasar con ellos las partes de la celebración matrimonial y dar algunas pistas para su preparación. También hay algunos consejos clave como el tomarse un tiempo libre para ello, lejos de todos los demás preparativos.
Orientación de la pareja hacia la que será su nueva comunidad cristiana.